Siempre nos quedará París… y la Fondation Louis Vuitton

París es una de las ciudades más bonitas del mundo, además de ser la Ciudad de la Luz. Entre la Revolución de 1789 y la renovación de Haussmann cambiaron los ideales de los parisinos: de ser una ciudad políticamente motivada pasó a tener los propios de una ciudad centrista económica y socialmente. La tecnología moderna como los ferrocarriles y las…